Mercado de fichajes - El Manchester United quiere convencer a Cesc

Con la llegada de Neymar y el rendimiento de Cesc Fábregas cuestionado por el Camp Nou, el Manchester United se plantea intentar el fichaje del centrocampista, jugador que el nuevo entrenador del conjunto inglés, David Moyes, quiere como base de su proyecto.

Eurosport
Mercado de fichajes - El Manchester United quiere convencer a Cesc
.

View photo

Ferguson y Cesc Fabregas en un partido de la Premier

¿Puede la llegada de Neymar provocar salidas de grandes estrellas dentro del Barcelona? Esta misma pregunta pueden haberse hecho en Manchester, donde según apuntan en la prensa inglesa se están planteando seriamente iniciar una ofensiva por hacerse con los servicios de Cesc Fábregas.

Lo cierto es que el nombre del centrocampista azulgrana, que llegó del Arsenal con altas expectativas, no había sido uno de los que había sonado en las últimas horas como parte de la operación salida en Can Barça, pero su discreto rendimiento como azulgrana en la temporada 2012-2013 ha provocado que algunos equipos, como en el caso del club de Manchester, se planteen la posibilidad de tentar al jugador a probar suerte de nuevo fuera del equipo culé.

Fábregas habría sido uno de los nombres en los que el nuevo entrenador del Manchester United, David Moyes, se ha fijado mientras configura el que será su nuevo proyecto tras la despedida del fútbol de Alex Ferguson. El centrocampista azulgrana, que ya militó en la Premier siendo el líder del Arsenal de Arsene Wenger, serviría para suplir la retirada de Scholes y las probables bajas que podrían causar Fletcher y Jones en el Manchester United en la siguiente temporada.

La operación, sin embargo, se antoja extremadamente complicada para el conjunto inglés si el jugador no se plantea salir del Barcelona. De momento este extremo no ha llegado al querer Cesc triunfar de una vez por todas en el Camp Nou tras una temporada en la que, a pesar de ser el segundo máximo goleador azulgrana, ha sido cuestionado en varias ocasiones. Su cláusula de rescisión asciende ahora mismo a 200 millones de euros, por lo que todo apunta a que, salvo sorpresón en un mercado que, eso sí, está más animado que nunca, el deseo del nuevo entrenador del Manchester se quedará solo en la intención.

Te puede interesar: Neymar, "muy feliz" por llegar al Barça

View comments (57)